En preparación para el servicio conmemorativo que se desarrollará hoy en honor a tres servidores públicos, caídos en Burnsville, cuatro mil rosas fueron acondicionadas por Backing the Blue Line, un grupo de esposas y parejas de miembros de las fuerzas del orden. Trabajaron para quitar hojas y espinas, adjuntando una cinta con el mensaje “Siempre en Nuestros Corazones”. El grupo no solo brinda apoyo a las familias afectadas, sino también apoyo mutuo entre sus miembros. Reconocen la tragedia, pero encuentran consuelo al unirse en momentos difíciles. La entrega de las rosas será parte del servicio conmemorativo.