Los pagos por horas extras en el Departamento de Policía de Minneapolis se han cuadruplicado en los últimos cuatro años, llegando a $21.1 millones en 2023. El aumento se atribuye a desafíos para encontrar personal y necesidades crecientes en la ciudad. El presidente del Consejo de la Ciudad, Elliott Payne, señala que el presupuesto asignado para horas extras en 2023, $8.6 millones, resulta preocupante. La ciudad acordó pagar horas extras críticas al doble de la tarifa habitual. Payne advierte que el ritmo actual de gastos en horas extras no es sostenible y que la preocupación principal es el bienestar de los oficiales. Muchos elementos han dejado la corporación afirmando que pueden encontrar empleo en otras corporaciones, mejor pagado y sin el constante asedio de quienes buscan que se retiren los fondos a las policías en los Estados Unidos.