Gracias a una tormenta que comenzó durante el fin de semana, estamos recibiendo un mes de precipitación en solo días, lo que ayuda pero no resuelve la sequía del estado. Según Kenny Blumenfeld, del Departamento de Recursos Naturales, la sequía ha causado preocupaciones por la humedad del suelo, afectando a jardines, cultivos y niveles de lagos y ríos. Afortunadamente, la mayor parte del suelo en el sur del estado ya no está congelado, lo que facilita la absorción de la humedad aportada por el deshielo de la nieve. El último mapa de sequía de dicho departamento, muestra que al menos el 74% de Minnesota enfrenta una sequía moderada.