Un jurado del condado de Ramsey declaró culpable a Shawn Michael Tillman, de 35 años, por el asesinato de Demitri Ellis-Strong en una plataforma del tren ligero en St. Paul. Inicialmente acusado de asesinato en segundo grado, se le añadieron cargos de asesinato premeditado en primer grado y posesión ilegal de armas. Tillman fue sentenciado a cadena perpetua sin libertad condicional y a 60 meses adicionales por posesión ilegal de armas. La evidencia incluyó testimonios de testigos y grabaciones de vigilancia que mostraban a Tillman disparando seis veces a Ellis-Strong. Se identificó a Tillman a través de pruebas de ADN y el reconocimiento de un oficial. Este caso fue uno de los tres tiroteos mortales en la ciudad en un período de seis horas.