Rudy Giuliani, exabogado de Donald Trump, fue fichado el 10 de junio en el Condado de Maricopa, Arizona. Está acusado de conspirar para revertir la derrota de Trump en las elecciones de 2020 en Arizona, donde Joe Biden ganó por más de 10,000 votos. Mark Meadows y Michael Roman, asociados de Trump, también se declararon no culpables de nueve cargos por delitos graves. La acusación alega que 11 personas presentaron nombres de electores falsos para mantener a Trump en el cargo. Giuliani se declaró no culpable el 21 de mayo y pagó una fianza de $10,000. Debe presentarse en Arizona dentro de un mes para completar los procedimientos legales.