Un adulto mayor de Maple Grove se vio envuelto en una estafa telefónica, perdiendo $20,000. Marcó accidentalmente a los estafadores mientras buscaba ayuda con su correo electrónico. Convencido de un supuesto hackeo, retiró el dinero del banco 25 mil dólares, siguiendo instrucciones del estafador. El timador le indicó depositar el dinero en un cajero automático de Bitcoin en una estación de gasolina de Brooklyn Park. Después de depositar $20,000, el empleado de la gasolinera intervino, deteniendo la estafa. Las estafas telefónicas dirigidas a adultos mayores son comunes, llevando a muchos a desconfiar de llamadas de números desconocidos.