Hoy martes, a la una de la tarde se presentará en la corte Michael Wolfe, residente de St. Paul y acusado de participar en el incendio al tercer precinto de la policía de Minneapolis. Wolfe sustrajo del lugar varios elementos, entre ellos una armadura policial y comenzó a presumirlo en redes sociales, motivo por el cual fue despedido de una tienda en que trabajaba, a la que luego regresó, presuntamente con intenciones de robar y vistiendo la armadura robada, así como un cinturón policial. El sospechoso, de 23 años de edad, es acusado de varios cargos federales, entre los que está ayudar y promover la comisión de un delito. Al catear la casa de Wolfe se le encontró un cargador para arma de 9 milímetros, un casco antimotines y otros objetos robados del recinto policiaco.