El Alcalde de St. Paul, Melvin Carter, presentó su propuesta de presupuesto para 2021; en ella se contempla una reducción importante a la luz de la importante falta de ingresos provocada por la pandemia de Covid 19. Destaca que no se elevarán los impuestos sobre la propiedad ni se despedirán trabajadores de la ciudad, sin embargo, esto no incluye a la Policía de St. Paul pues en esta área se propone un recorte de 41 elementos. El recorte en la fuerza pública llegaría en un momento complicado si se analiza el incremento en violencia que tiene lugar en la capital, con un incremento al momento en homicidios del 75%, en atracos agravados del 35%, robos de 33% y en disparos efectuados del 134%. El recorte de 3.8 millones de dólares a la corporación provocaría el despido de 10 efectivos y dejar de contratar a 31 más que están solicitados para remplazar las bajas.