Luego de acumular casi 200 muertes en dos días a causa de la pandemia, el Gobernador Tim Walz dijo no estar aun listo para tomar la decisión de continuar la pausa en diferentes actividades en la entidad luego de alcanzar la fecha límite que es la próxima semana. En la conferencia de prensa de este viernes dijo que esperará un poco más. En estos momentos analiza varias opciones, entre las que está abrir bares y restaurantes a un 25 por ciento de su capacidad. A la vez, la legislatura estatal trabaja en un programa de alivio económico para los giros comerciales más afectados por los cierres.