man looking through a microscope

La FDA autorizó el uso emergente de la prueba para detectar el Covid 19 desarrollada por la Universidad de Yale. Esta prueba tiene varias ventajas, en primer lugar, analiza la saliva del paciente, sin necesidad de cotonetes para extraer la muestra de la garganta, luego, los resultados se obtienen en tres horas y lo mejor de todo es que se pueden reacondicionar los reactivos ya producidos por lo que el costo es de alrededor de 10 dólares. Investigadores de dicha casa de estudios consideran que con estas ventajas se vuelve más factible tener un control de la propagación de la pandemia, incluso antes de que estén listas las vacunas.