El Alcalde de Minneapolis, Jacob Frey, derogó su propia regulación de emergencia en la que se prohibía el servicio en las áreas interiores de los bares en esa ciudad. Entre las razones que expone el mandatario local, es que la baja en la tasa de contagios es muy notoria, misma que se sitúa en este momento por debajo del 5%, además de que ya no se presentan brotes. Con esto, los bares de la ciudad de los lagos van a operar sobre los mismos estándares que los del resto de la entidad, ayudando de alguna manera a recuperar la actividad económica en bien de la ciudadanía.