Luego de que se detectaran 90 contagios de Covid 19 en la prisión de Stillwater, las autoridades decidieron aplicar medidas de control para evitar una dispersión mayor del virus. Los internos deberán permanecer en sus unidades y la salida de las celdas será bajo estrictos controles, donde los presos que hayan sido detectados positivos, solo podrán convivir con otros en la misma condición. En este momento se investiga el origen del contagio.