La tarde de este martes varios funcionarios de la ciudad de Minneapolis, entre ellos el Alcalde Jacob Frey y el Jefe de Policía, Medaria Arradondo, presentaron ante la comunidad su plan para reducir la violencia mediante los llamados interruptores, es decir, personas reconocidas en la comunidad que recorren las calles buscando evitar que los jóvenes se vean en situaciones conflictivas. De acuerdo al planteamiento del programa, este tipo de acciones ha hecho decrecer los tiroteos en un 63% en Nueva York y reducido en 56% los homicidios en Baltimore. Los Interruptores no tienen relación con la Policía pero persiguen el mismo objetivo, evitar la violencia antes de que se presente.