El Senador Estatal John Jasinski presentó este día una propuesta de ley que hará más severas las penas para toda persona que intente matar a un oficial de la ley. A la presentación acudió el oficial de Waseka Arik Matson quien el año pasado fue víctima de un sospechoso que le disparó a la cabeza, causándole serias lesiones que estuvieron a punto de terminar con su vida y que, a un año de los hechos, le siguen dejando secuelas importantes. Con esta ley, quien sea encontrado culpable deberá pasar 30 años tras las rejas sin acceso a libertad condicional.