La Policía de Illinois reporta el arresto de un adolescente de 17 años como probable responsable de la muerte de dos personas ocurrida durante la madrugada mientras se llevaban a cabo una serie de protestas por el incidente en que Jacob Blake fue herido por un elemento de la Oficina del Sheriff de Kenosha, Wisconsin.  De acuerdo a los reportes, un grupo de personas estaba congregadas en una gasolinera exclamando arengas de Black Lives Matter cuando de repente se escucharon las detonaciones del rifle semi automático portado por el menor, se sabe que impactó a una persona en la cabeza y otra en el pecho y ambos murieron de forma casi instantánea. El agresor iba en compañía de más adolescentes portando armas de grueso calibre. En los videos se puede ver que el presunto asesino pasa frente a las patrullas portando el arma, y éstas no hacen nada, lo que ha despertado las críticas de varios sectores quienes señalan que esta diferencia vino a raíz de que el joven es de raza blanca. La detención es bajo los cargos de asesinato en primer grado, en número de dos.