Las declaraciones de Donald Trump en el Town Hall llevado a cabo en Filadelfia han despertado la incomodidad de muchos residentes de Minnesota. Entre las afirmaciones hechas por el mandatario federal, resalta la de haber mandado por cuenta propia a la Guardia Nacional a atender las revueltas que se presentaron tras la muerte de George Floyd, semana y media después de ocurridos los destrozos, según él, ante la inactividad del Gobernador Walz, cuando todos sabemos que eso no ocurrió así, el cuerpo militarizado comenzó a operar a las horas de las primeras acciones. Causó cierta gracia que pretendiera comparase con Winston Churchill y el liderazgo que el británico tuvo en tiempos de la segunda guerra mundial.