En el Auditorio Roy Wilkins de St. Paul se estableció un centro de vacunación para atender a profesores y trabajadores de childcare. Se espera aplicar 375 dosis por hora en un esfuerzo por avanzar rápidamente. El trabajo se realiza con la asistencia de elementos de la Guardia Nacional. Luego de la aplicación del fármaco, la persona debe permanecer en el lugar durante 15 minutos en prevención de cualquier tipo de reacción, mismas que son extremadamente raras. La intención es continuar con este tipo de centros en tanto se llega a una etapa en donde sean las farmacias quienes apliquen la vacuna.