Este martes, el Gobernador Tim Walz acompañado por la vicegobernadora Peggy Flanagan anunció un monto de cien millones de dólares que se destinará a la ayuda para renta e hipoteca de las personas que se han visto afectadas por la pandemia. Señaló el mandatario que el subsidio de 600 dólares semanales va a dejar de entregarse la primera semana de septiembre, y que seguramente eso hará para muchos impagable la renta con la única opción de irse a la calle. Este fondo, pretende dar opciones a las personas en esta situación y será administrado por varios organismos que comenzarán a recibir las solicitudes en los primeros días de agosto, con el fin de que cuando termine ese mes, se tenga un panorama más claro de lo que ocurrirá el primero de septiembre