Cientos de personas se reunieron en los escalones del capitolio estatal el martes para la Marcha por la Vida.   Los activistas prometieron intensificar su campaña para prohibir el procedimiento del aborto. 

El martes se presentó un proyecto de ley que acercaría a Minnesota mucho más a esos objetivos. El representante Tim Miller, R-Prinsburg, introdujo una legislación que prohibiría el aborto una vez que se detecte un latido cardíaco, que puede ser tan pronto como seis semanas. Los críticos dicen que tales medidas son inconstitucionales, ya que algunas mujeres no se dan cuenta de que están embarazadas en esa etapa, por lo que el proyecto de ley prohibiría casi todos los abortos.  Los estados conservadores como Iowa y Minnesota cada vez son más fuertes en la restricción del aborto.  Por otra parte,  los estados liderados por demócratas han aprobado protecciones más fuertes para el acceso al aborto.