Ante las ideas en seguridad del Concejo de la Ciudad de Minneapolis, Mónica Nilsson, quien dirige Haven Housing, se pronunció en contra del recorte que los concejales pretenden hacer por casi 8 millones de dólares a la Policía de esta ciudad. Ella, como varios residentes de esta Minneapolis consideran que restar fuerza a la corporación que dirige Medaria Arradondo no abona en nada a la tranquilidad de los habitantes. Reconoce que no se trata de que se conviertan en blanco de un ataque, pero reconoce que las balas perdidas pueden impactar a cualquier persona, y desde el incidente de George Floyd, las balaceras son cosa de casi todos los días.