Una orden en Minneapolis que requiere el cobro de 5 centavos por bolsas para llevar entró  en vigor EL 1ro de enero.

Los compradores que traen sus propias bolsas reducirán la basura y los residuos, así como problemas de reciclaje. La ordenanza requiere que los establecimientos al por menor cobren una cuota de al menos 5 centavos por las bolsas de comida para llevar.

Los objetivos de este requisito son:

Alentar a los compradores a llevar sus propias bolsas.

Proteger los recursos utilizados para la producción de papel y bolsas de plástico.

Reducir la basura.

Reducir los residuos: En Minnesota tiramos 87.000 toneladas de bolsas de plástico cada año y solamente se recicla menos del 5% de ellos.

Mantener las bolsas de plástico fuera de la obstrucción de los engranajes en las instalaciones de reciclaje.

Las excepciones a este cargo incluyen bolsas utilizadas para productos a granel, alimentos, artículos pequeños, los restaurantes de comida para llevar, mercados de agricultores, bancos de alimentos, establecimientos minoristas que no poseen una caja registradora; bolsas de segunda mano, bolsas que se venden en paquetes, bolsas que no incluyen transacción; bolsas dadas en los hospitales, concesionarios de coches y lavado de autos; y las bolsas utilizadas para la limpieza de la basura.