Dueños de negocios sobre la Lake Street dicen tener esperanzas de que la Ciudad de Minneapolis en esta ocasión si tenga un plan para proteger sus establecimientos. Señalan que tienen mucho apego al sector, pero que luego de los hechos del año pasado en que buena parte de los edificios fueron saqueados y vandalizados, entre ellos las antiguas instalaciones de esta radiodifusora, se sienten temerosos de volver a pasar por lo mismo ahora que está por comenzar el juicio contra Derek Chauvin. Por su parte Sasha Cotton, quien encabeza la llamada Oficina para la Prevención de la Violencia en Minneapolis, dice estar ya en contacto con los lideres del sector para llegar a acuerdos que impidan causen daños en las propiedades del vecindario.

 

Crédito: Foto Screenshot de KSDK news report