La tarde de este martes fue liberado de prisión, Myon Burell quien purgaba una sentencia vitalicia luego de haber sido hallado culpable de matar a una niña de once años, en hechos ocurridos en 2002 cuando se enfrentó a balazos al integrante de una pandilla rival, y una bala atravesó la pared del lugar donde la pequeña hacía su tarea, impactándola en la cabeza. Sin embargo Bureell dice ser inocente. La junta de perdones le negó ayer este beneficio, pero le cambió la condena por 20 años, de los cuales lleva purgados 18 y el resto lo llevará en libertad condicional.