De acuerdo a un vocero de la Ciudad de Minneapolis; tres Concejales han recibido amenazas por su postura de disolver el cuerpo de Policía de esta ciudad. Según medios nacionales estas intimidaciones podrían venir de grupos identificados como supremacistas blancos sobre todo debido a los grupos étnicos y orientación sexual de los concejales objeto de las mismas. Se trata de Alondra Cano, Andrea Jenkins y Phillipe Cunningham. Se ha contratado seguridad privada para los tres a un costo para la ciudadanía de 4,500 dólares por día; en este momento lo erogado asciende a 63,000 dólares. Es incierto el tratamiento que se le esté dando a las amenazas pues en las bitácoras de la Policía de Minneapolis no existe ninguna denuncia al respecto. Estamos buscando contactar a la Concejal Cano para conocer su postura ante esta información; en cuanto la tengamos la compartiremos con usted en nuestros espacios informativos.