El Concejo de la Ciudad de Minneapolis se tomará más tiempo para decidir si renta un edificio para reubicar el tercer precinto de policía, incendiado por manifestantes a fines de Mayo. Señalan que los residentes de la ubicación propuesta se han quejado de tener como vecinos a los uniformados y que, además, antes quieren decidir cómo van a cambiar la policía primero que rentar otro local. Arreglar el edificio original costaría a la ciudad al menos 10 Millones de dólares.