En una declaración que ha traído toda una serie de reacciones, los legisladores Paul Gazelka y Kurt Daudt indicaron que los legisladores y el personal de la legislatura estatal deberían ser prioridad en la aplicación de la vacuna e incluso señalaron que sería muy productivo que las sesiones del periodo legislativo del 2021 fueran presenciales y no a distancia. Por supuesto, legisladores demócratas de inmediato condenaron la ligereza de las declaraciones y el propio Gobernador Walz reiteró que las 24 mil personas que recibirán primero el fármaco, serán ya sea personal de salud o adultos mayores en condición vulnerable, que son los mas propensos a morir en caso de contraer el padecimiento.