La DEA advierte que durante los primeros siete meses del año ha incautado más de 46 mil pastillas apócrifas en Minnesota. En su mayoría se trata de píldoras que pretenden tener la misma fórmula de varios tranquilizantes, entre ellos el Oxicodona, pero con ingredientes que pueden llevar a sobredosis y a la muerte pues muchas de ellas contienen Fentanilo, una sustancia muy poderosa capaz de sedar a un elefante con solo dos miligramos de la misma. La cantidad decomisada hasta el momento, es cuatro veces más grande que la incautada el año pasado. Se presume que las pastillas vienen de Arizona, California y de México.