El Departamento de Bomberos recuerda lo importante que es cuidar los árboles de Navidad, regándolos con frecuencia y con ello evitando que se incendien con facilidad. Los árboles secos pueden arder en cuestión de segundos, mientras que un árbol bien regado nos da más tiempo para reaccionar. De la misma forma, es importante no colocar velas cerca de los árboles y una vez que terminen de ser usados, reciclarlos para evitar contaminar. También recuerdan la importancia de usar luces adecuadas para exterior e interior según sea el caso y evitar un con ello un corto circuito.