La oficina del Fiscal General de Minnesota informó que han interpuesto una demanda contra un gimnasio del Condado de Wabasha ya que se niega a cerrar, como lo indica la normativa impuesta por el Gobernador Tim Walz. De acuerdo a los reportes, el propietario del lugar fue contactado para orientarle acerca de los peligros que ofrece el contacto humano para la trasmisión del virus del Covid 19 y reiterarle la invitación a cerrar sus puertas, pero el dueño hizo caso omiso e indicó que seguiría con las puertas abiertas. El Fiscal Ellison señaló que la decisión del propietario pone en peligro a los residentes del lugar y que ejercería acción civil para ayudarle a cerrar, si así fuera necesario. Varios individuos y entidades se han pronunciado en contra de las directivas del Gobernador, incluso esta mañana le reportábamos el caso del futuro legislador, Erik Mortensen, quien, a manera de burla, incluso invitó a Ellison y Walz a una reunión de Thanksgiving que sostendrá mañana en su casa.