La compañía fabricante de equipos para conteo automático de votos, Dominion, presentó una demanda por difamación en contra de Mike Lindell, propietario de la compañía My Pillow con base en Minnesota. De acuerdo al documento de 115 páginas, el empresario, a través de redes sociales y medios de comunicación, propagó la idea de que en las elecciones donde perdió Donald Trump, se había llevado a cabo un fraude programando las maquinas para que dieran resultados inexactos, y sostuvo esta versión sin un sustento a sus dichos, dañando la imagen de Dominion, por lo que exigen una restitución por 1.3 billones de dólares. Lindell fue uno de los más entusiastas promotores de Trump e incluso financió un documental de dos horas en el que según Dominion, se propagaba una serie de datos falsos acerca de los equipos que ellos fabrican.

Crédito: Foto The Minnesota Reformer