Legisladores Republicanos de Wisconsin decidieron desafiar al Gobernador Evers y a pesar del cierre decretado al público en el Capitolio Estatal, instalaron en el interior del mismo un árbol de navidad. Regularmente en el centro de la rotonda se instala este motivo alegórico, pero por efectos de la pandemia el gobierno del estado decidió no hacerlo en este año, por su parte los legisladores solicitaron un permiso para instalar lo que ellos llamaron un “display histórico” es decir el mismo árbol, mismo que les fue negado pero aun así lo colocaron en el lugar. Wisconsin ha experimentado una importante cantidad de muertes debido a la pandemia y las medidas adoptadas para evitar los contagios han sido motivo de críticas y actos de desobediencia, principalmente por miembros del partido republicano, como ocurre ahora con el árbol navideño.