Las escuelas públicas de Northfield anunciaron que dieron de baja a un empleado por sospechar que administró tabletas de melatonina a los infantes que tenía a su cargo. De acuerdo al reporte, la persona en cuestión puso este medicamento al menos en la botella de uno de los menores. La melatonina es usada como tratamiento para desordenes de sueño y dado que el distrito escolar tiene prohibido administrar cualquier medicamento sin el permiso expreso de los padres, se tomó la decisión de separar al empleado. Hasta el momento no se han reportado daños en la salud de ninguno de los menores.