En la noche del  miércoles un avión comercial de la compañía Alaska Airlines tuvo que ser desviado al aeropuerto de Minneapolis, St. Paul por un olor dentro del avión.  Al aterrizar cuatro miembros de la tripulación tuvieron que ser traslados al hospital y otros dos pasajeros fueron evaluados por equipos médicos. El vuelo se dirigía de Chicago a Seattle.

El avión esta pasando  un proceso de inspección.   El avión era un Boeing 737 con 144 pasajeros y seis miembros de la tripulación.  Otro, vuelo de la misma aerolínea  que salía de Seattle hacia al Condado de Orange tuvo que desviarse también debido a un olor en la cabina.  En ese incidente,  tres miembros de la tripulación del avión fueron trasladados a un hospital para una evaluación preventiva.