Esta mañana, en St. Paul, Tony Pham, quien está a cargo de la Agencia de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos, o ICE, por sus siglas en inglés, anunció los resultados de la operación granito, en que la entre el 19 y el 23 de octubre se detuvieron a más de cien personas sin documentos en los estados de Minnesota, Texas, Kansas y varios más. Pham se refirió a las ciudades que como Minneapolis y St, Paul mantienen ordenanzas separadas, es decir, que no colaboran en trabajos de inmigración a favor de ICE, diciendo — “cuando estas ciudades ignoran la leyes de cooperación y dejan libre a una persona que es buscada por ice, se compromete la seguridad pública y se pone a nuestras comunidades en riesgo puesto que todo crimen que se produzca después de ello, podría haberse prevenido” El funcionario federal indicó que de los detenidos, el 70 por ciento tenía antecedentes penales, especialmente por el delito de violencia doméstica y cito algunos ejemplos — “arrestamos a un varón originario de México, quien había estado convicto por el Condado de Hennepin por asalto doméstico y varios delitos relacionados con drogas” insistiendo con ello en el discurso de comparar a los inmigrantes con delincuentes.