Un bar de Lakeville que ayer flagrantemente desconoció las restricciones impuestas para evitar los contagios, insiste en desafiar a la autoridad. Ayer, a la hora que estaba el Gobernador explicaba las medidas que se tomarán para fin de año, en el bar completamente lleno de personas sin cubre boca, o portándolo como gorra con mensajes alusivos a los cierres, violaba las reglas impuestas tanto de cupo como de distanciamiento y lo publicaba en las redes sociales. Por la tarde, se anunció que su licencia estaba suspendida por 2 meses; sin embargo, esta mañana en sus redes sociales informa el propietario del bar, que no se le puede suspender la licencia sin una audiencia, por lo que volverá a abrir hoy. Hasta el momento más de 300 mil personas han muerto en los Estados Unidos a consecuencia de la pandemia, y tomar a broma las restricciones afecta no solo a quienes lo hacen, sino a muchas personas que ni siquiera les conocen. Esperemos a ver cuál es la reacción del Fiscal Ellison ante el desafío de los propietarios del local.