John Stimpson de 48 años, quien fue detenido el pasado domingo cuando sustrajo una embarcación y pretendía llevarla a lo largo del Mississippi, permanece tras las rejas del Condado de Hennepin ya que no ha liquidado la fianza de 5 mil dólares impuesta por el Juez. Stimpson cortó las amarras de una casa flotante que se encontraba atracada en la Nicollet Island y usando una vara fue empujándose a lo largo del río ya que la embarcación no tiene motor. Cuando fue detenido por elementos de la Policía de Minneapolis, luego de ser sometido mediante el uso de un arma Taser, el pirata ribereño dijo que había tomado la embarcación bajo la “Ley Marítima” que le permitía, según él, rescatarla. El propietario de la embarcación dijo que tenía días viendo al sujeto rondar su nave, misma que dice puede albergar fácilmente a cuatro personas y que estaba en proceso de reparación.