En una sesión del Congreso de los Estados Unidos que duró apenas 12 minutos, este jueves 24; los integrantes de la bancada Demócrata votaron en unanimidad por aprobar el incremento a los cheques del segundo estímulo de $600 a $2,000 como lo propuso Donald Trump. Sin embargo, fueron los miembros de su propio partido en voz de Kevin McCarthy quienes echaron por tierra esta propuesta señalando que, de ponerse en práctica, causarían un cierre parcial del gobierno. Analistas aseguran que la acción del aun mandatario busca “castigar” a los legisladores Republicanos por no haberse opuesto al triunfo de Joe Biden, y que estando varios puestos de ese poder en elección par 2021 busca hacerlos quedar como “los malos de la película”. El tema es, que mientras los políticos ejecutan sus estrategias, ni los $600, ni los $2,000 ni nada llega a los bolsillos de un pueblo severamente golpeado por la pandemia.