Siguen las confusiones respecto a la cantidad de vacunas que debe recibir cada estado. Esta semana, funcionarios de salud dijeron haberse enterado de un recorte a la segunda dotación del fármaco desarrollado por Pfizer, debido a problemas en la producción. Sin embargo, la farmacéutica asegura no tener ningún atraso y estar el día en sus almacenes. El caso es que hay significativas diferencias entre lo que recibe un estado y otro, por poner un ejemplo, Minnesota debe recibir en la primera remesa, 33,150 dosis, mientras que Nevada, que tiene la mitad de la población, recibió 164,000. Se espera que al transcurrir esta campaña se vayan transparentando más los datos y expectativas.