Luego de un evento ocurrido en el estacionamiento de la High School DeLaSalle en Nicollet Island, varias decenas de carros participaron en lo que parece haber sido una protesta; algunos gritaban arengas con el nombre de George Floyd, otros simplemente hacían “donitas” y quemaban llanta a lo largo de la Hennepin Avenue, esto motivó que elementos de la Policía de Minneapolis abrieran las válvulas de varios hidrantes tirando miles de galones de agua a las calles y con ello evitar los arrancones. No se reportan detenciones de los participantes que en su mayoría eran adolescentes.