Makayla Saulter, la adolescente de 13 años que con su cuerpo protegió a su sobrina de 1 año en el tiroteo ocurrido en Bloomington hace dos meses, regresó por fin a casa y fue recibida como una heroína. La menor recibió un impacto de bala en la cabeza cuando un sujeto de nombre Jason Mesich saliera de su domicilio disparando en todas direcciones para luego regresar a su vivienda y ejecutar a su esposa para posteriormente ser detenido con la ayuda del SWAT. Makayla cargaba una camioneta de U Haul pues estaban mudándose y al escuchar los disparos corrió a resguardar a la infante, con las consecuencias ya conocidas.