2020 ha sido para St. Paul el año más mortífero en cuanto a incidentes violentos en un cuarto de siglo. Ayer se presentó el asesinato numero 31 del año en esta ciudad, se trata de un varón que fue baleado a la altura de la cuadra 500 de la calle Jessamine. En total, se han registrado 241 víctimas de la violencia con los 31 muertos antes señalados.