El gobernador de Minnesota, Walz, presento el jueves su enfoque para reducir gradualmente las restricciones a las empresas en el estado durante la pandemia.
Durante una sesión informativa diaria el jueves, Walz dijo que firmó una orden ejecutiva que permitirá que ciertas empresas no críticas vuelvan a trabajar de manera segura.
Según la oficina del gobernador, la decisión se desarrolló en colaboración con cientos de empresas, organizaciones laborales y de trabajadores, y expertos en salud pública.
Las autoridades dicen que la acción permitirá que entre 80,000 y 100,000 habitantes de Minnesota regresen a trabajar en entornos industriales, de fabricación y oficinas el proximo lunes 27 de abril.
Antes de levantar las restricciones para un entorno determinado, las empresas deben: Crear, compartir e implementar un Plan de Preparación COVID-19 que establezca las acciones que están tomando para garantizar el distanciamiento social, la higiene de los trabajadores y la limpieza y desinfección de las instalaciones necesarias para mantener a los trabajadores seguros y libres de la enfermedad, así como también la evaluación de salud de los empleados y asegúrese de que los empleados enfermos se queden en casa.