La Fiscalía del caso George Floyd apeló a la decisión del Juez Peter Cahill de separar el juicio en dos etapas, una que juzgue a Derek Chauvin, empezando el 8 de marzo y la otra para juzgar a los tres ex oficiales restantes. De acuerdo Peter Cahill, el impartidor de justicia en este proceso, la separación es necesaria para asegurar la distancia necesaria que evite contagios de Covid 19, mientras que la Fiscalía asegura que el Juez ha excedido su autoridad. Señalan que, para evitar victimizar dos veces a los testigos, lo mejor sería que el 23 de agosto, que es la fecha señalada para los tres ex oficiales, se juzgue de una vez a los cuatro, sobre todo teniendo en cuenta que para entonces una buena parte de la población tendrá que estar ya vacunada.