Los investigadores de Minnesota publicaron nuevos modelos el miércoles que proyectan un rango de 16,000 a 44,000 muertes por COVID-19 durante los 12 meses de la pandemia.
El modelo actualizado proyecta una mortalidad más alta y un pico más temprano en Minnesota que las cifras iniciales, según el aumento del total de muertes en el estado y datos actualizados sobre la efectividad de los esfuerzos de mitigación. Los investigadores también incorporaron una nueva comprensión de que todos los pacientes que necesitan ventiladores y no los reciben morirán, mientras que los modelos anteriores se basaron en tasas de mortalidad más bajas para ese escenario.
El distanciamiento físico y la orden de quedarse en casa no redujeron el contacto en persona en Minnesota tanto como se anticipaba, dijo Stefan Gildemeister, economista de salud estatal, durante una conferencia de prensa el miércoles. Los modelos anteriores estimaron que el pedido de quedarse en casa reduciría los contactos en un 80%, y los nuevos datos muestran una reducción del 59.5%.
El nuevo modelo proyecta aproximadamente 1.700 muertes hasta finales de mayo, y la pandemia alcanzará su punto máximo este verano. Hasta el 12 de mayo, 638 habitantes de Minnesota habían muerto por COVID-19.
“Esperamos que sean estimaciones pesimistas, pero ciertamente es un resultado plausible”, dijo Gildemeister.
Este modelo es más preciso que las versiones anteriores, dijo, pero tiene limitaciones porque aún se desconoce mucho sobre el virus y los resultados del paciente. Los investigadores actualizarán las proyecciones a medida que haya más datos disponibles.
Las nuevas proyecciones llegaron el mismo día que el gobernador Tim Walz anunció que las tiendas minoristas podrán reabrir el lunes y que los restaurantes, bares y salones pueden abrir el 1 de junio con medidas de seguridad y capacidad limitada.
Por Rilyn Eischens, Minnesota Reformer