En St. Anthony, varios vecinos han recibido en sus domicilios cartas que les reclaman la decoración navideña de las mismas. En las misivas que no tienen nombre, les indican que su actitud es un “recordatorio de la segregación sistemática” para quienes no celebran la Navidad, o bien no tienen recursos para decorar sus hogares. Se desconoce si se trata de una ocurrencia de una persona o si hay un grupo organizado, lo cierto es que los vecinos dicen sentirse temerosos y molestos a la vez, ya que decoran su propiedad por gusto, sin buscar ofender a nadie y sin pretender ser víctimas de actos vandálicos que puedan afectar su patrimonio. Al momento son al menos cuatro viviendas las que han recibido la carta en cuestión.