El Partido Republicano de Wisconsin fue victima de los hackers, quienes sustrajeron de sus cuentas 2.3 millones de dólares, esto lo afirmó Andrew Hitt, quien es Presidente de dicho partido en esa entidad. De acuerdo a Hitt, ese dinero estaba destinado a la campaña de re elección de Donald Trump y ahora que ya no lo tienen, están en seria desventaja. Afirma que ya dio parte al FBI y cree que el ataque cibernético se llevó a cabo manipulando facturas de sus proveedores que se pagan en forma automática. Wisconsin es uno de los estados clave para quien pretenda ganar la presidencia y en esta ultima semana, ambos candidatos planean eventos de campaña en la entidad.