Lo que puede ser el reflejo de la falta de respeto a la policía de Minneapolis, es la exagerada detonación de pirotecnia en la ciudad. Hace un año a estas fechas se habían recibido entre el primero de mayo y finales de junio, 13 quejas por parte de la comunidad; hoy son 332. Se informa que la ATF está ya realizando una investigación debido al riesgo que implica la detonación de estos artefactos sin la preparación adecuada.