Luego del recorte de 1.5 millones de dólares en el presupuesto para la Policía de Minneapolis, el Jefe de la corporación, Medaria Arradondo tomó la decisión de recortar al personal de oficiales de servicio comunitario. Señala que esta fue una difícil decisión pero que, dada la postura del Concejo de la Ciudad de limitar el presupuesto a la corporación en busca de desaparecerla, no le dejan muchas opciones, sobre todo ante el clima de violencia que se vive en la ciudad y que demanda de atención. En nuestras redes sociales tenemos una encuesta dirigida a la comunidad hispana, para saber que opina usted de la propuesta de los Concejales de desaparecer a la corporación, si puede, le agradecemos su participación.