Con mucha emoción miembros del Concejo de la Ciudad de Minneapolis anunciaron su decisión de cambiarle de nombre a la Chicago Avenue entre las calles 37 y 39 a George Floyd Place. De acuerdo a lo declarado en la reunión que se llevó a cabo de manera virtual, con esta acción y otras más a lo largo de la ciudad pretenden rendir un tributo a Floyd. La medida despertó una serie de quejas en redes sociales, en donde muchos de los internautas señalan que no se tomó en cuenta a los vecinos para llevar a cabo este cambio de nombre.