Muy astuto lucio el día de hoy el Gobernador de Wisconsin, Tony Evers sobre el poder legislativo.   Desde el inicio de la pandemia, los legisladores Republicanos en ese estado, han estado cuestionando cada Orden Ejecutiva firmada por el mandatario, en especial la que exige el uso de cubrebocas en todo lugar público. Hoy, votaron por derogar la Orden Ejecutiva vigente, por lo que se volvía opcional llevar mascarilla o no. Al menos durante unos minutos porque más tarde el Gobernador Evers informaba: (insert) “es por eso que este dia, estoy emitiendo una nueva emergencia de salud pública, misma que requiere el uso de mascarillas en lugares públicos, esto no se ha acabado, el virus sigue presente y con algunas variaciones, como lo hemos visto en otros estados” de modo que ahora tendrán los legisladores Republicanos que llevar a cabo todo el proceso para tratar de invalidar esta nueva orden, y de seguro cuando eso suceda, Evers va a emitir una nueva. El tema de las mascarillas es un asunto de salud pública, pero aparentemente para muchos es una contienda política de la que el virus, no sabe nada.